Aumento Mamario Ambulatorio


Si las mamas son muy pequeñas o si luego del amamantamiento han perdido su forma, pueden aumentar su tamaño, o recuperar su aspecto mediante la colocación de implantes de silicona.

ste procedimiento consiste en la colocación de un implante por detrás del músculo pectoral mediante una pequeña incisión. De esta forma, el implante queda separado de la glándula mamaria, no interfiriendo ni con el amamantamiento ni con los estudios de tipo radiográficos como la mamografía.

El tamaño de la mama se puede aumentar tanto como se desee utilizando implantes de diferentes tamaños; la paciente hace prueba de ellos en el consultorio y, en conjunto con los doctores, se decide su tamaño más adecuado teniendo en cuenta el contorno del tórax, el diámetro de la areola etc. La textura del material es prácticamente indistinguible del tejido normal de la mama, haciendo que nuestras pacientes se sienten muy gratificadas con esta cirugía. El procedimiento más común deja una pequeña cicatriz en la mitad inferior de la areola mamaria.

La cicatriz se va esfumando gradualmente hasta volverse prácticamente invisible. Luego de la operación, se coloca un top de sostén y la paciente puede reincorporarse a sus actividades diarias en pocos días, con la indicación de evitar los ejercicios intensos durante dos a tres semanas. Las pacientes se sienten completamente cómodas con el cambio y al cabo de dos o tres meses, dejan de sentir la presencia de los implantes.